##plugins.gregg.open.access##

Resumen

Este artículo aborda el juego de espejos de censuras falsas
y verdaderas que ha derivado en el reforzamiento de la representación social del corrido como un género discursivamente “valiente”. Se ofrece una interpretación de la resignificación que ha tenido en los últimos años su carácter “transgresor”, interpretación que se basa tanto en el análisis de los usos sociales y políticos que históricamente ha tenido el género, como en la reapropiación que de él ha hecho la industria del espectáculo.